Posts Tagged ‘Boda’

Vuelta a casa (Parte 2)

18 octubre 2008

El viernes lo gasté con mis padres, mi novia, mis hermanos, mis primos y todos los que habian venido para la boda. Tambien me dió tiempo para hacer algunas compras: calzones largos, ¡que gran inversión!.

El sabado fue todo rapidisimo, ir a por las flores, repartir los mapas del convite (bueno, esto lo hizo una chica muy especial mayoritariamente jejeje), etc.

Lucas contando un chiste

Lucas contando un chiste

Luego la misa y el convite. Bailar un poco y pa’ casa. Caí rendido a dormir.

Aqui la cofradia del violeta-morado

Aqui la cofradía del violeta-morado

A la mañana siguiente (estamos en domingo) tenía poco tiempo para hacer la maleta, ya que la habia traido semi vacia y quería volverme con ella super-llena.

Me despedí de mis primos y disfruté de los últimos minutos con mi familia y mi preciosa chica.

A las 14:05 el avión hacia Madrid. En principio habia reservado otro a las 14:25, pero ante la duda de si llegaría a tiempo con ese Iberia para coger el KLM en madrid a las 16:55, me gasté 100€ en cambiar la reserva para el vuelo anterior. Pues bien, el vuelo salió con retraso, y al final salimos a las 14:30. Viva Iberia.

Llegué a la terminal 4 de Barajas, que es gigante. Esperé a recoger la maleta de las cintas y me fui corriendo al autobús que te lleva a la terminal 2, dondé llegué corriendo al mostrador de KLM cuando estaban cerrando el vuelo (fui el antepenúltimo). Facturé la maleta que pesaba casi 4 kilos mas de los debidos, pero no me cobraron nada, y como ya no habia sitio en turista (cosas del overbooking), me metieron en clase Business, jejejej. Así que fui de lujo. Antes de empezar, zumo de naranja y periodico. En vuelo, pollo con salsa, medallón de cerdo y tarta. Y luego de regalo, una tarrina de helado. Todo por la cara. Me encanta la clase business.
En Amsterdam tuve tiempo suficiente para sentarme y comerme un plátano que llevaba a cuestas.

Cuando llegué a Helsinki, sobre las 23:30, la sorpresa. Todo el mundo recogió su maleta en la cinta menos yo. Me fui al mostrador de reclamaciones, y me dijeron que estaba en Madrid todavía, que al otro día me la mandarían. Y efectivamente, al otro día cuando llegué al hotel, allí estaba con una etiqueta de “Acepte nuestras disculpas” y un cheque descuento de 25€ en KLM y Air France.

Y trás salir del aeropuerto, cogí el últimisimo autobús que iba a la ciudad et fuí caminando al hotel un ratito. A todo esto sin móviles, porque del móvil español se me acabó la bateria (otra vez), y del finlandés no me acordaba del PIN, así que no podia encenderlo.

Total, que entre que llegué, bebí algo y hablé con mi compi, me acosté sobre las 2.

De todas formas, un fin de semana que no cambio por nada 🙂

Anuncios

Vuelta a casa (Parte 1)

18 octubre 2008
Un bicho de estos para controlarlos a todos!!! mwaaaaaa

Un bicho de estos para controlarlos a todos!!! mwaaaaaa

La semana pasada volví a España por la boda de mi hermana. Familiar por cierto, que mi seguro no considera como directo (¿?), cosa que si que hace con mis padres, mis hipotéticos hijos y mi hipotética mujer. La cuestión es que antes de comenzar a trabajar aqui en Helsinki, pedí aplazar el comienzo una semana para no tener que ir y volver a los pocos dias. Me denegaron la propuesta. Así que tuve que gastar casi hasta el dinero que no tenia para conseguir un vuelo desde Helsinki.

Pedí el día 10 de Octubre como día de vacaciones (no es mala media llevar cuatro dias trabajando y pedir uno de vacaciones) así que volé el 9 por la tarde. Helsinki -> Amsterdam -> Madrid.

Justo antes, y como no habia conseguido piso todavia, tenia dos “essitely”. Los essitely son shows en los que una persona normalmente antipática de una inmobiliaria enseña el piso a las personas que se hayan interesado. Por supuesto que todo se hace en finés. Ya expliqué como está el tema de buscar piso en este pais. La cuestion es que tenia un essitely a las 15:30 (del que sería finalmente mi piso) y otro a las 16:30. Teniendo en cuenta que salgo de trabajar a las 16, tuve que pedir salir antes, comer e ir corriendo con la maleta y la mochila a cuestas. Aun me acuerdo de lo que me pude reir corriendo con la maleta por las vias del tranvia para cogerlo a tiempo.

Después de los dos essitely, sali corriendo hacia el tranvia para ir a la estacion de autobuses. Al llegar al bus 615, que es el que lleva al aeropuerto de Helsinki-Vantaa (que es como ir a Torrent desde Valencia), ví que aún tardaría algunos minutos en salir. Eran las 17:05 y yo tenía el vuelo a las 18:15.

Cogí un maravillos taxi: un pedazo de Volvo con los asientos de cuero…que no pudo evitar atascarse en el trafico de lo que he descubierto que es la hora punta en Helsinki (entre 16 y 17). Llegué con el culo preto al aeropuerto, donde pagué al simpático señor 38€ por el trayecto. Si, has leido bien: 38€.

Llegué al aeropuerto sobre las 17:35. Corriendo de nuevo con la maleta y la mochila, me acerqué al mostrador de facturación, donde la azafata me dijo que podía entrar sin problemas. Me dije “wooo lo he conseguido. con la lengua fuera, pero lo he conseguido. estoy en Valencia”. Pero no sabia lo que me deparaba el cruel futuro jejeje. Me puse en cola del control de seguridad y lo pasé (sacando portátil, correa, etc). Me acerqué a la puerta de embarque y ví que estaban entrando los ultimos pasajeros. Vi a uno que le daba el pasaporte a la azafata y entonces fui a coger el mio.

Horror.

El pasaporte no estaba. Registre y volví a registrarme hasta los calzoncillos. Nada. Pedí a los del control de seguridad poder dejar las cosas dentro, salir a buscarlo a la zona de facturación. Sabía que allí se lo habia enseñado a la azafata. Pero me dijeron que tenia que andar unas puertas más hacia allá, salir y volver a entrar al aeropuerto como si acabara de llegar. Eran las 17:50. Como un loco salí corriendo como nunca habia corrido en mi vida. Baje no-se-cuantas escaleras y volví a subir. Me acerqué al mostrador de facturación y allí estaba mi bonita carta internacional. Encima de una papelera donde me habia apoyado para guardar papeles después de facturar. Es comprensible que no lo viera, porque la papelera era del mismo marrón que el pasaporte.

Volví a entrar al control de seguridad con la lengua fuera y la boca seca. Llegué corriendo a la puerta de embarque, me metí en el “finger” y cuando estaba llegando a la puerta del avión, la azafata estaba esperandome:

-“You are…?”
-“¡Mr Castelblanque!”
-“We are waiting for you and two other passengers”

Bueeeeno por lo menos no soy el últimooo jejeje. Metí la mochila en el compartimento a puñezatos y me senté mientras chorreaba sudor por todos los poros de mi piel. Gracias a KLM por dar bebida y comida en el avión, porque si no, no sé que hubiera sido de mi.

Llegué a Madrid sobre las 23:30 después de pasar por Amsterdam. Encendí el movil para llamar al transfer del hotel donde iba a pasar la noche. Se me estaba acabando la batería del movil. Momento crisis número…no sé…¿4? del dia. Llamé y le dije a la chica que vinieran a recogerme a Barajas… ¿terminal?…¡mierda¡ yo que sé. Sé que no es la 4 porque es vieja, pero…¿por qué ponen miles de carteles de hacia donde vas…pero no carteles de DONDE estás?. Pregunté a una chica del mostrador de Hertz y volví a llamar al Hotel. El transfer pasó al cabo de los 20 minutos (estaba lloviendo) y llegué al hotel sobre las 00:30.

En el hotel había esperando un grupo de unas 20 personas para registrarse…bien…A perder mas tiempo, que es gratis. Una vez llegué a la habitación, tenía que mandarle a la persona del essitely de las 16:30 mis datos vía email, a ello me puse. Menos mal que habia wifi por la cara. Después me duché y a dormir.

Me levanté a las 6:30 y me fui en el transfer de las 7 para el aeropuerto. Cogí el puente Madrid-Valencia y a las 10 de la mañana del viernes estaba en mi querida Valencia.