Como se disfruta de la nieve cuando no sopla el viento y no tienes que coger un barco

Este fin de semana he estado en Tallin, capital de Estonia. Una ciudad bonita, coqueta, encantadora. Lo primero curioso es que el viernes, en Helsinki no habia nevado y al llegar a Tallin la nieve ya cubría con una capa de unos cuatro dedos.

Recibimiento en Tallin

Así que llegamos a nuestro hostel de 9€ la noche después de unos cuantos resbalones en la nieve convertida en hielo de las aceras. Preguntando por la calle donde cenar conocimos a Simon, un finlandes simpaticon que hablaba español e italiano. Al final terminamos cenando en un sitio al azahar, la casa de la cerveza. Tipico sitio para turistas donde los camareros van vestidos como supuestos medievales etc. Luego fuimos a tomar algo a un sitio muy alternativo llamado Levi’st Valjas.

Panorama a la mañana siguiente:

Parque de Tallin

Por la tarde estuvimos dando una vuelta por la ciudad y patinanado sobre hielo! Impresionante, nunca hubiera pensado que es tan dificil hacerlo. Digo en mi defensa que sólo me pegué cuatro batacazos contra el suelo jejeje. Cuando tenga en mi poder las fotos (están en otra camara) actualizaré la entrada con tan vergonzoso momento.

Tallin de noche

Lo mejor desde luego fue el domingo, el dia de vuelta. Nos fuimos del hostel antes de las 12 horas, momento de rigor en todo hotel. Comimos de nuevo en la casa de la cerveza (como nos gusta repetir siempre en lo mismo) y se nos ocurrió ir andando hacia el puerto sobre las 14,30 ya que teniamos el ferry hacia Helsinki a las 16.

Comienzo de la tormenta de nieve en Tallin

Pero en esos momentos (en la foto se puede ver) comenzó una tormenta de nieve IM-PRE-SIO-NAN-TE. Camino hacia el puerto pareciamos los del programa de Al filo de lo imposible subiendo, que se yó, el Everest. Tapados hasta las cejas, la nieve golpeaba por gracia del viento la cara de una forma dolorosa. Encima no se podía ver ya que los ojos tambien se veian afectados, y de fondo no habia más que una pared blanca se mirase a donde se mirase. Después de perder a dos de nosotros cinco por el camino (luego aparecieron en otra terminal del puerto), llegamos los otros tres al punto de subida al ferry. Nos comunican entonces que todos los ferrys pequeños del dia se han cancelado debido al temporal. Nos reservan en un barco de los grandes que zarpa a las 17,30 desde …mas o menos la otra punta del puerto.

Decidimos esta vez -inteligentemente- coger un taxi para ir hacia allá, donde después de pagar los billetes nos enteramos de que por el temporal, el barco zarpará a las … 21h!!!! Son apenas las 16 y nos quedan CINCO horitas por delante, ¡toma ya!. Como pudimos pasamos el tiempo, que fue duro teniendo en cuenta que ni llevabamos libros, ni musica, ni consolas, ni portatiles, ni habia un kiosko abierto ni nada de nada. Sólo un bar donde solo vendian alcohol y una tienda … donde el 90% de los productos eran con alcohol.

El barco se retrasó un par de veces más hasta las 22. Finalmente pudimos subir y ésta es la visión desde la cubierta superior:

Tormenta desde el barco de Tallin

Os podeis imaginar la gracia que hace que el barco aún esté amarrado a puerto y notes como, siendo un mastodonte donde están metiendo trailers y trailers y coches y coches…se mueve de un lado a otro de forma bastante perceptible.

Por cierto, creo que el 90% de la basura que se recogerá de ese barco son botes de cerveza y botellas de vodka. Madre mia como bebe esta gente. Hay que decir que uno de los deportes nacionales de Helsinki es ir a comprar alcohol más barato a Estonia, ya que el nacional está controlado y tasado por el gobierno en forma de monopolio de tiendas llamadas “Alko”.

Al final el viaje no fue tan malo. Llegamos a puerto a las 00:50 y luego sólo nos quedó ir andando a casa ya que no habia tranvías a esas horas y la cola para los taxis era peor que la del corte inglés en rebajas. Esto fue lo que nos encontramos al llegar a nuestra calle.

La calle de Helsinki nevada

Resulta que habia más nieve en Helsinki que en Tallin. Al día siguiente siguió nevando de forma que las ruedas de los coches no se veian.

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Como se disfruta de la nieve cuando no sopla el viento y no tienes que coger un barco”

  1. Olga Says:

    Uauuu!! qué frío, ¿no? De todos modos las fotos son preciosas. Es cuestión de añadirse una o dos capas más de ropa.

  2. lifeinhelsinki Says:

    O mas bien cuatro! jajaja. Aqui en las tiendas no es que vendan ninguna ropa especialmente mas calentita o algo asi. Venden exactamente la misma que en españa. Lo que hacen es eso, ponerse cinco capas🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: